viernes, septiembre 08, 2017

800


 Hay gente que conversa, que ama conversar o no puede detenerse, más allá de lo que quiera o no. Hablan con sus amigos en un bar tanto como con desconocidos en el supermercado.
 Hablan, a los gritos contra el viento en una playa o usando algún artefacto tecnológico desde un cómodo sillón. 
Mantienen conversaciones, a veces de dudoso parentezco con el monólogo. 
Hablan, afirman, dudan; con estilo, como diamante bruto o simplemente, bruto.

Ahora vea, en mi caso, no me gusta conversar.
Yo dibujo.

[Han pasado 9 años y un poquito, y llego al post Nº 800, y me parece bien, seguir dejando en la puerta, el felpudo con la inscripción "Welcome"]

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Lisandro Demarchi said...

Y créame que se agradece.

9/9/17 1:04 a.m.  
Blogger *Jene said...

Demarchi, es un gusto! El agradecido soy yo. Abrazo!

9/9/17 1:32 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home